domingo, 24 de mayo de 2015

jueves, 16 de abril de 2015


Los Libros Revelados por Allah azza wa yal

Creer en los libros Implica:

1- La firme creencia en que todos fueron revelados por Allah azza wa yal, y que Allah azza wa yal, habla en ellos en un sentido real. Algunos de ellos fueron escuchados por detrás de un velo, sin que hubiese ningún intermediario de los Ángeles. Algunos fueron transmitidos por un Mensajero angelical a un Mensajero humano. Algunos fueron escritos por  wa yal, , tal como Allah azza wa yal, dice en el Coran (interpretación del significado):  
“Allah azza wa yal no habla con los Mensajeros directamente, sino que lo hace detrás de un velo [como lo hizo con Moisés], o enviando un mensajero [el Angel Gabriel] para transmitirle por Su voluntad lo que ةl quiera de la revelación, o mediante inspiraciones divinas; porque es Sublime, Sabio.”[42:51] 
“Y sabe que ciertamente Allah habla con Moisés directamente”. [4:164]  
Y Allah azza wa yal, dijo sobre la Tora: 
“Y escribimos en las tablas preceptos y los aclaramos detalladamente para que reflexionen. Aférrate a ellos y ordena a tu pueblo que siga todo lo bueno que hay en ellas [las tablas]...” [7:145]  
2- Si Allah azza wa yal, ha mencionado a los Libros por un nombre, debemos creer en ellos por su nombre. Estos son los Libros que Allah  azza wa yal, ha nombrado en el Coran: El Coran, la Tora, el Inyil (Evangelio o Nuevo Testamento), el Zabur (salmos), y las escrituras de Abraham y Moisés. 
Respecto de los que Allah azza wa yal, ha mencionado en términos generales, debemos creer en ellos en términos generales, y decimos lo que Allah azza wa yal, y Su Mensajero nos han encomendado que digamos: 
“…diles: Creo en los Libros [anteriores] que Allah revelo…”
[42:15]  
3- Creer en toda la verdad que en ellos se menciona, tal como lo que se dice en el Corلn, y en lo que no ha sido alterado o distorsionado en los Libros previos. 
4- Creer que Allah azza wa yal, revelo el Coran para corroborar estos Libros y para confirmarlos, como Allah azza wa yal, dice (interpretación del significado): 
“Te hemos revelado [a ti, ،Oh Muhammad!] el Libro [el Corلn] con la Verdad, que corrobora y mantiene vigente lo que ya había en los Libros revelados.”[5:48]  
Los exegetas han dicho que esto significa que el Coran corrobora y es testigo de la veracidad de los Libros divinos que le precedieron; los confirma, es decir, confirma lo que es verdad y rechaza todas las alteraciones, distorsiones, cambios que han ocurrido en ellos, reglamenta lo que los reglamentos previos han derogado- es decir, ya no son aplicables- y las nuevas leyes y los nuevos reglamentos que han sido promulgados. Es decir que aquellos que siguen reglamentos previos, deben actualizarse y seguir el Coran, tal como Allah azza wa yal, dice (interpretación del significado): 
“Quienes recibieron Nuestra revelación anteriormente [judios y cristianos] creyeron en él [el Coran]. Y cuando se les recitaba [el Coran] decían: Creemos en él; por cierto que es la Verdad que proviene de nuestro Seٌor. Ya nos habíamos sometido a Allah antes de esta revelación”. [28:52-53]   
Es obligatorio para todos los musulmanes seguir el Coran externa e internamente, y adhiera a él y afirmar su actualidad, tal como Allah azza wa yal, dice (interpretación del significado): 
“Y éste [el Coran] es un Libro bendito que hemos revelado para que os atengáis a sus preceptos y os guardéis [con él de la incredulidad], que asi se os tendrá clemencia”.
[6:155]  
Es decir, es deber considerar lo que permite como permitido y lo que prohíbe como prohibido, obedecer sus mandamientos, evitar lo que prohíbe, prestarle atención a sus lecciones, aprender de sus historias, entender sus textos claros e inequívocos, referir el significado exacto de sus textos ambiguos a Allah azza wa yal, no sobrepasar sus limites y memorizarlo, recitarlo de la manera correcta, reflexionar sobre los significados de sus versículos, recitarlo durante las oraciones dيa y noche, ser sincero con él en todos los sentidos, y llamar a los otros a que hagan lo mismo. 
Esta creencia dara sus frutos, y  los mas importantes son:  
1-     Conocimiento del cuidado de Allah azza wa yal, a Sus siervos, porque ةl le ha revelado a cada pueblo un Libro a través del cual pueden ser guiados. 
2-     Conocimiento de la sabiduría de Allah azza wa yal  en las leyes que el ha impuesto para cada pueblo, leyes que se adecuan a las circunstancias especificas, tal como Allah azza wa yal, dice (interpretación del significado): A cada nación le hemos dado una legislación propia y una guía”. [5:48]
3-     Agradecerle a Allah azza wa yal, por su gran bendición. 
4-     La importancia de prestarle atención al Coran, leyéndolo, considerando y entendiendo sus significados y actuando de acuerdo a ellos. 
Y Allah azza wa yal sabe mas. 
Ver A’laam al-Sunnah al-Manshurah, 90-93; Sharh al-Usul al-zalaazah por Sheij Ibn ‘Uzaymin, 91-92.

imagen original islaam.ae

Hadiz


Fue relatado por Umar Ibn Al Jhattab (radiaAllahu anhu) (que Allah esté complacido con él) que:
“Cierto día, estando en compañía del Mensajero de Allah (sallallahu alahi wa sallam) (la paz y las bendiciones de Allah sean con él), se presentó ante nosotros un hombre, con vestiduras de resplandeciente blancura, y cabellos intensamente negros, que no evidenciaba señales de viaje, y que ninguno de nosotros conocía. Se sentó ante el Profeta sallallahu allayhi wasallam, y apoyando sus rodillas contra sus rodillas, y poniendo las manos sobre sus muslos, dijo: "¡Oh Muhammad!, Infórmame acerca del Islam". El Mensajero de Allah (sallallahu alahi wa sallam), le dijo: El Islam es: que atestigües que no existe divinidad sino solo Allah, y que Muhammad es el Mensajero de Allah; que establezcas el Salat (Oración), pagues el Zakat (Caridad); ayunes el mes de Ramadán, y peregrines a la Casa Sagrada (Hajj) cuando tengas posibilidades de hacerlo." Dijo el hombre: “Has dicho la verdad”. Entonces nos sorprendimos que él le preguntara y luego le dijera que había dicho la verdad, entonces dijo el hombre: "infórmame acerca del Iman (fe)". Dijo: Que creas en Allah, sus ángeles, sus libros, sus mensajeros, en el día del Juicio Final y que creas en el decreto divino (Qadar), tanto lo agradable como lo desagradable de él. Dijo el hombre: “Has dicho la verdad”, y añadió: “Infórmame acerca del Ihsan”. Dijo: Que adores a Allah como si lo vieras, ya que, a pesar de que tu no lo ves, Él si te ve. Dijo el hombre: “Infórmame acerca de la hora (cuando acontecerá el último día)”. Dijo: El preguntado no sabe de ella más de lo que sabe el que ha preguntado. Dijo el hombre: “Infórmame sobre sus signos (señales)”. Dijo: “Cuando la esclava dé a luz a su dueña y cuando veas a descalzos, desamparados, pastores de ovejas, compitiendo en la construcción de altos edificios”. Luego el hombre se marchó, y yo me quedé un rato. Luego el Profeta sallallahu allayhi wasallam dijo: ¡Oh, Umar!, ¿Acaso sabes quién era el que preguntaba? Dije: “Allah y su mensajero saben mejor”. Dijo: Ciertamente ha sido Jibril (el ángel Gabriel), que ha vendido para enseñaros vuestra religión”.
(Transmitido por Muslim)



imagen original islaamae